"Quebrar la vara del violento"





El Ecuador y su amable población se ven amenazados por una plaga que se extiende cada vez más. Sin entrar en detalles de otras circunstancias difíciles de vida, se debe resaltar por un lado el problema de la violenta criminalidad, así como el de los crecientes grupos satánicos. Sin duda hay diferentes causas, que deberán ser vencidas en un proceso a largo plazo para ser arrancadas desde su raíz. La pobreza, la corrupción, la desintegración familiar y la decadencia moral en general son el fermento para el incremento de la violencia criminal.

Desde el punto de vista de la fe hay que añadir que hace falta una intensa renovación y profundización de la fe cristiana, para que los ecuatorianos puedan asimilar la gracia de Dios, que es capaz de cambiar sus vidas y mejorarlas.

A continuación presentaré una campaña que se realizará durante al año 2011; una "operación espiritual de emergencia", para enfrentarnos a la creciente violencia.
Para el creyente está claro que detrás de éste problema actúan también fuerzas malignas. Esos "principados y potestades" (Efesios 6) deben ser enfrentados conscientemente con las medidas espirituales correspondientes. Importante es no perder el ánimo durante la lucha, ni abandonarse con resignación al ver la crudeza de la maldad.

Naturalmente, sería ideal si la campaña "Quebrar la Vara del Violento" fuese acompañada por las medidas políticas correspondientes, para que, junto con la autoridad estatal, se pueda contrarrestar mejor a la delincuencia. Pero una iniciativa espiritual no puede esperar a eso, sino que debe actuar en el momento preciso en que Dios ofrece la gracia.



Como cristianos no debemos olvidar que podemos cooperar con Dios para intervenir en una situación concreta con la profundización de nuestro camino espiritual, así como con ayuno y oración.

En el transcurso de la historia de la salvación podemos encontrar suficientes ejemplos que remarcan lo dicho. Solo acordémonos de cómo el muro de Berlín cayó pacíficamente, debido en gran parte a la oración y penitencia de muchos.

La meta de la iniciativa "Quebrar la Vara del Violento" es debilitar las fuerzas del mal, fortalecer a los fieles en la resistencia y orar continuamente por la conversión de los violentos.

Como la iglesia es una familia mundial, invitamos a personas de diferentes países para que participen en esta campaña; pues si sufre un miembro, también sufren los demás (Cor 1, 26). Este problema no es solamente del Ecuador, sino que afecta a muchas naciones del mundo.

La iniciativa es confiada de manera especial a Dios, el Padre de todas las naciones, pidiéndole que quiebre la vara del violento, como signo de la segunda venida del Señor; para que así el pueblo del Ecuador pueda respirar aliviado y nuestro Padre Celestial sea mejor conocido, honrado y amado por todas las personas.

Elija, Sto. Domingo de los Tsáchilas, 8 de enero de 2011

atrás




El que quiera cooperar activamente en la campaña se comprometerá a rezar diariamente, durante el año 2011:

Un Padre Nuestro

Un Ave María (para los evangélicos el Salmo 91)

Tres Glorias

Y finalizar con la oración:

Amado Padre Celestial,
Llenos de confianza acudimos a Tí creyendo firmemente que vendrás al auxilio del pueblo ecuadoriano y méxicano ...
Mira el sufrimiento que causa la violencia y la maldad e intervén con tu poder para debilitar al maligno.
Quiebra Tú la vara del violento y quitale su dictatura sobre las almas.
Danos la gracia para ofrecer resistencia espiritual contra el mal. Permítenos acoger más profundamente el regalo de la fe y ponerlo en práctica.
Convierte con nuestras oraciones a los que están lejos de Tí y esclavizados por el pecado, para que juntos te te reconozcamos, te honremos y te amemos como nuestro Padre Celestial, te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén!


Inscríbase para la acción de oración a través de este email, que quedará exclusivamente privado, de modo que nadie podrá leer su nombre.



Nombre
 
Apellido
 
País
 
Mensaje
 
E-Mail
 


(C) 2005 - Reservados todos los derechos

Imprimir esta hoja