"Quebrar la vara del violento" en México

Ya estamos por viajar...

Los tres "Harpas" y yo volaremos el 13 de Enero a México y serviremos allí al Señor en el objetivo de la paz. ¡Qué el Señor se digne otorgar gran fertilidad a esta misión e intervenir de manera visible en México!
Con tal esperanza volamos a este país tan aturdido por la violencia. Nos conmueve mucho el hecho de que ya pronto después de nuestra llegada viajaremos a Iguala.
Nuestra colaboradora mexicana nos contó sobre la situación difícil que se está viviendo en esta ciudad.

Iguala es la ciudad en la que los cuarenta y tres estudiantes desaparecieron,
Así el Señor nos está confiando esta aflicción tan grande y nos mostrará de qué modo nuestra presencia podrá otorgar talvez algún consuelo.

Los primeros días en México ya están planificados y yo apuntaré en esta misma página los encuentros concretos.

En mi última confesión, al narrarle yo al sacerdote de manera amplia sobre la misión, él me dijo al final: "¡Elías, piensa en que tú eres pequeño!"
Éste fue un buen consejo, puesto que la tarea en México solamente podrá ser llevada a cabo a través del Señor, y cuánto más espacio Él tenga en mi vida (cuánto más pequeño yo sea), tanto más Él actuará.

"Quebrar la vara del violento"
¡Pedimos al Señor que realice esto en México y lo siga haciendo en Ecuador! Y cuando escuchamos las noticias tan terribles a nivel global, parece como si actualmente en todo el mundo una intervención suya tal fuera sumamente necesaria.

¡Qué las personas lleguen a conocer a nuestro Padre celestial tan bondadoso y a su Hijo, a quien Él nos envió, para que la verdadera paz pudiese entrar en los corazones de los hombres!

Elías, aún en Alemania.