México-Monterrey

México y nuestra Madre de Guadalupe son inseparables



19-02-2015: Programa de Radio „El valor de ser católico“, Hora de Adoración y Santa Misa en Tacubaya.

Tuvimos una entrevista larga en la radio, seguida por la Hora Santa, que es tan apreciada aquí en México. Tuve la oportunidad de presentar el carácter espiritual de la iniciativa y luego los Harpas cantaron la Santa Misa en el coro alto de una iglesia muy antigua, con una escalera que nos exigió mucha valentía subirla.
Las personas mostraron gran apertura y después de la oración nos hicieron muchas preguntas. La Santa Misa fue celebrada por el Padre D., a quien ya conocíamos de Guayaquil, en Ecuador.

20-02-2015: Cuernavaca, Catedral

Esta ciudad y diócesis no queda muy lejos de la ciudad de México y ya habíamos cantado allí a principios de la misión. Para esta vez estaba previsto que diéramos un concierto en la Catedral. Después de habernos instalado, nos informaron de que nuestro aporte consistiría en una Adoración al Santísimo, por lo que decidimos cambiar un poco el estilo de la presentación. Llegamos a vivir una hora muy hermosa, en la que cantamos y oramos por la paz en México y en todo el mundo. Nos alegró mucho que el Obispo permaneciera con nosotros todo el tiempo y se mostrara muy a gusto con esta misión. Al final nos dio la bendición para el siguiente transcurso de nuestra labor. Habían estado presentes también algunos párrocos, quienes se llevaron estampitas de oración para sus parroquias.

21-02-2015: Partida para el Norte del país

Con una gran camioneta que nos habían prestado colaboradores nuestros, partimos a Monterrey, la tercera ciudad más grande del país y la más pudiente. Para llegar a nuestro destino tuvimos que recorrer un largo camino no poco peligroso.
Durante el trayecto hicimos una parada en Tampico, donde fuimos acogidos muy amablemente por el párroco de la iglesia de Fátima, en la cual todo había estado preparado excelentemente para nuestra visita. Los Harpas pudieron cantar la Santa Misa y la Hora Santa, a la que asistieron muchas personas de diversas partes, con la especial intención de orar por la paz en México y en todos los pueblos. La noche estuvo además embellecida por la luz de muchas velas, que los fieles encendieron para la adoración.
La gente acogió muy bien la oración, con la propuesta de orarla y distribuirla a su vez. De igual manera expresaron su gran gusto por la música escuchada.
Sin exageraciones se puede decir que muchos mexicanos quedan como encantados por la santa música, lo que me recuerda al pasaje de la película „La misión“, en el que el Padre jesuita pudo evitar ser matado por los guaraníes a través de la música, y más tarde esta adquiri gran importancia en sus misiones. Según recuerdo, el mismo sacerdote dijo en la película: „Si hubiera tenido una orquesta entera, hubiéramos evangelizado todo el continente.“

También en Tampico la gente sufre mucha bajo la violencia criminal, y en especial bajo los secuestros.
Un ejemplo concreto lo vivimos cuando en la siguiente mañana nos enteramos, de que después de nuestro encuentro en la iglesia de Fátima, un Taxi pirata había intentado secuestrar a tres de las señoras que habían asistido a la oración, pero ¡gracias a Dios, no tuvo éxito en este caso!.

Tenemos la intención de volver nuevamente a esta ciudad.

22-02-2015: Victoria, Monterrey

Continuamos con nuestro recorrido por el estado de Tamaulipas y llegamos a la ciudad de Victoria, que también sufre por el azote de la violencia. En un ambiente no tan fácil cantamos la santa misa. Sin embargo lo que esta vez ganó el corazón de la gente fue la presentación de la campaña por Marie Elisée, de modo que muchas personas se llevaron estampas y CDs. Yo tuve la impresión de que deberíamos volver a este lugar en el transcurso del año.

Las personas que nos acogen en las diversas ciudades siempre son muy generosas con nosotros y nos miman de distintas maneras. ¡ Además los mexicanos son expertos en la comida; talvez se los podría llamar „los franceses de América“!

En la tarde continuamos nuestro viaje a Monterrey y fuimos alojados en dos familias, que todavía querían escuchar algo sobre la iniciativa de oración.

México y nuestra Madre de Guadalupe son inseparables.

23-02-2015: Monterrey

Esta ciudad, con la fama de ser la más rica de México, está rodeada de montañas sumamente hermosas.
Allí nos habían organizado algunos eventos privados. Nuestra visita fue algo diferente de lo que lo habíamos planeado en un principio. Sin embargo sentimos claramente en todo la mano de Dios...

En la tarde tuvimos un concierto en la „Cree“, una escuela para niños especiales. Ahí se habían reunido algunas familias, y entre ellas también varios jóvenes, abiertos para nuestra música. Un fruto muy hermoso es que de ahora en adelante los niños de esta escuelita estarán orando todos los días la oración.

Continuará...