Fin de la primera etapa de la misión

Harpa Dei en concierto



09.03.15: Zamora

Una vez regresados de Ciudad Juárez, partimos el siguiente día para Zamora. Allí cantamos la Santa Misa en la Catedral y seguido dimos un pequeño concierto. Después nos vino a recoger el sacerdote encargado de Justicia y Paz a nivel diocesano y juntos fuimos a Tangancícuaro, donde nos acogió en su casa parroquial.

10.03.15: Tangancícuaro, Morelia

Para nuestra sorpresa la iglesia estuvo muy llena en la siguiente mañana, pues asistieron muchos estudiantes de las escuelas vecinas, que apreciaron mucho el canto durante la Santa Misa y el concierto. Fue muy hermoso y significativo invitar a orar especialmente a los niños y jóvenes por su patria.
Seguido viajamos a Morelia, donde dirigimos media hora de adoración y acompañamos la Santa Misa en una capilla ubicada en un centro comercial. En la noche dimos un pequeño concierto en el conservatorio „Las Rasas“ en la misma ciudad.
Quedamos admirados de la belleza arquitectónica del centro histórico y sobre todo de la catedral.

11.03.15: Ciudad de México

En la mañana partimos para la Ciudad de México, donde dimos un concierto en la noche en la Universidad „Anáhuac del Sur“. Éste había sido muy bien preparado por un hermano de los Legionarios de Cristo, por lo que asistió un buen número de oyentes, entre los cuales se dieron algunos contactos para el futuro. El ambiente invitaba al recogimiento y a la oración, lo que facilitó nuestro aporte. Sobre todo las jóvenes estaban interesadas en nuestra vida consagrada y platicamos con ellas motivándolas a seguir su vocación.

12.03.15: Ciudad de México

En la mañana cantamos la Santa Misa seguida por adoración en la iglesia „El Señor de los milagros“. Considerando que la hora era poco apropiada, asistió un gran número de fieles. Muy amablemente nos invitaron a comer entre un gran número de amigos. Apreciamos la comida de Guadalajara!
En la noche estuvimos invitados a cantar en un requiem de una señora alemana con origen judío, que aquel mismo día hubiera cumplido 104 años.

13.03.15: Estado de México

En la noche acompañamos la Santa Misa en Texcoco, seguida por un corto concierto y adoración eucarística en presencia del vicario general. Un seminarista nos había invitado amablemente desde hace algunas semanas atrás. Ya muy de noche regresamos a la Ciudad de México.

14.03.15: Ciudad de México

Agradecimiento en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe.

¡No podremos agradecerle lo suficientemente al Señor y a su Santísima Madre por la fecundidad de este primer periodo de la misión! Hemos estado en 13 diferentes estados del país y logramos alcanzar a muchas personas. Podemos decir con gran alegría que los mexicanos han acogido muy bien esta misión y que un gran número de personas se han unido al río de oración. El Señor nos ha regalado colaboradores magníficos que se han puesto plenamente al servicio de la misión. La santa música nos ha abierto muchas puertas y ha podido entrar profundamente en los corazones de los mexicanos. Mientras tanto tenemos más invitaciones de las que podemos responder, e incluso nos vienen algunas de parte de los EEUU, donde viven también muchos mexicanos.
Miramos esta primera etapa de la misión como iniciación, y podemos decir que al fin de estos dos meses la iniciativa de nuestro Padre Celestial ya está conocida en muchas partes del país. La oración se está expandiendo miles de veces, y podemos suponer que han sido entregados ya más de 300.000 ejemplares, y sin contar las veces que ha sido reenviada por email o transmitido a nivel de radio.
Ahora ya no son sólo muchos los ecuatorianos que están orando por México, sino que también muchos mexicanos rezan por Ecuador.
Así se están uniendo dos naciones en la oración por la paz y contra la violencia. ¡Ojalá se vayan integrando más! ¡Y mil gracias a todos los que se han puesto al servicio de esta misión!

En el transcurso de la mañana nos encontramos con algunos amigos y colaboradores nuestros, con los que planeamos nuestra estadía aquí en Junio del presente año.
Nos dimos cuenta de cuán apretada e intensa estará nuestra agenda, incluyendo además una estadía entremedia en el Ecuador, donde Dios quiera el Hermano Benedicto de la Comunidad Agnus Dei será ordenado sacerdote el 29 de Junio.

En la tarde concluimos la parte activa de la misión con una participación en la oración de 40 días por la vida que se está realizando delante de algunas clínicas abortivas de la ciudad. Según lo que sabemos hasta el momento el aborto ha sido legalizado solamente en la Ciudad de México, mientras que en la mayoría otros estados- salvo Morelia-, gracias a Dios todavía no ha sido permitido.

Este fue un cierre muy significativo e importante de la misión, pues la violencia contra los niños no natos es uno de los males más terribles que encontramos en nuestro mundo actual, incluso el más terrible.
Oramos con los participantes la coronilla de la misericordia, luego la oración de „Quebrar la vara del violento“, y para concluir hice una oración más. Animé a los oradores que continuaran su servicio de tanta importancia ante las clínicas abortivas.

Y ahora nos preparamos para nuestro departo a Alemania el 15 de Marzo. Estamos muy agradecidos por la protección durante la misión, por su fecundidad, y nos sentimos muy honrados de poder servirle de esta manera a Dios y al pueblo mexicano.

¡A Él la gloria por los siglos de los siglos, Amén!

Elías al finalizar el primer periodo largo de la misión.