En Villahermosa y otros lugares...

En el Templo expiatorio nacional



04-02- 2015 Vuelo a Villahermosa en la tarde, donde fuimos acogidos muy bien por una colaboradora que nos alojó en su casa.

05-02-2015 Villahermosa:

8:00 Santa Misa y adoración en la iglesia del Espíritu Santo. A pesar de que la gente nos recibió bien, el comienzo fue un poco difícil. Desde nuestra llegada percibí como una sombra sobre la ciudad. Más tarde nuestra colaboradora A. me explicó que justamente en esta región la persecución de los cristianos había sido sumamente fuerte y cruel. También nos narraron sobre diversos problemas más que existen en la ciudad.

12:00 Hora Santa en la iglesia de Santa Cruz con la presencia del párroco.
Las horas de adoración que nos toca dirigir aquí frecuentemente, nos brindan una ocasión excelente para presentar la iniciativa desde su contenido espiritual; mientras que los pocos minutos que se nos permite hablar en las Santas Misas sólo nos alcanzan para describir brevemente la parte histórica de la iniciativa.

16:00 Santa Misa y un momento de adoración en la Catedral. El sacerdote nos animó a que siguiéramos nuestra misión con valentía y yo oré públicamente por la protección de los sacerdotes ante actos criminales, que aquí se han dado repetidas veces, y también por la protección contra posibles tentaciones.

18:00 Santa Misa con adoración eucarística en la iglesia „Rosa Mística“, donde se habían reunido diversos grupos marianos.
Hasta ahora el canto de los „Harpas“ ha sido acogido con alegría y agradecimiento, del mismo modo como la iniciativa. La gente se lleva consigo muchos discos de la música y aún más estampas de oración.

20:00 Santa Misa con adoración eucarística en una parroquia humilde pero muy cordial. Allí nos esperaba un gran número de personas y el Padre espiritual del Seminario, quien precidió la Eucaristía. Él se mostró muy colaborador con nosotros y nos hizo contacto con otra gente.

Según mi percepción, al llegar la noche ya se habían desvanecido las tinieblas que yo había notado antes sobre la ciudad. Tal vez la narración de nuestra colaboradora T. sea un pequeño signo de esto:
Después de nuestra partida al aeropuerto la mujer que trabaja en su casa vio salir de la habitación en la que Nikolai y yo habíamos dormido, una luz que se movía en círculos alrededor del pequeño altar y de la cama de la señora. La mujer pudo ver esta luz durante una media hora y sentía como que una voz le decía que no tuviera miedo, pudiendo experimentar un gran gozo.
¡Qué esto sea un signo de que el Señor quiera dar más luz a México a través de la iniciativa!

06-02-2015 Vuelo de retorno a la Ciudad de México.
Mientras tanto la iniciativa se sigue expandiendo muy bien en Ecuador. Monseñor B. está repartiendo las estampas fervorosamente y nuestra colaboradora F. distribuyó un gran número de oraciones en un encuentro de peregrinos, entre los cuales también se encontraban colombianos y mexicanos. Los primeros expresaron el deseo de que viniéramos también a Colombia; ¡Vamos a ver...!

07-02-2015 Ciudad de México, Antigua Basílica de Guadalupe, ahora llamada „Templo expiatorio nacional Cristo Rey“. Los Harpas cantaron la Santa Misa y después dieron un concierto. Por ciertas razones no repartimos estampas, pero las actividades realizadas las hicimos en servicio de la misión de „Quebrar la vara del violento“. Yo le pedí a la Virgen María que nos abra también las puertas del santuario nacional para la iniciativa.
Desde un punto de vista espiritual tuve la impresión de que ahora habíamos adquirido una cierta ventaja ante el mal. La primera fase hasta el Apocalipsis había estado marcada más bien por alcanzar la ventaja que tenía el mal, y ahora parece que de verdad podemos ponernos en marcha. Esta impresión se volvió más fuerte a través del servicio del siguiente día.

08-02-2015 Domingo, Ciudad de México, Antigua Basílica de Guadalupe o Templo expiatorio nacional.

En la mañana cantamos la Santa Misa y después nos fue encargada una hora de adoración, que se convirtió en un suceso espiritual que ciertamente sólo Dios conoce en su plena dimensión.
Yo pedí perdón por los pecados de la Iglesia y por la conversión de los sacerdotes y de los fieles; perdón por los pecados en la política, cometidos con actos corruptos, con leyes injustas (aborto), etc. ; y pedí por que Dios hiciera justicia. Luego pedí perdón por la violencia en sus diferentes manifestaciones, como la criminalidad, la violencia intrafamiliar y la violencia en la sociedad; concluyendo nuevamente con el pedido por la conversión de los responsables y por que sea ejercida la justicia. Seguidamente pedí por la renovación de los cristianos en el Espíritu de Dios y por un crecimiento del servicio evangelizador y, entre otros, por la sanación de los corazones de la gente.
Fue una hora de gracia para México, independientemente de cuántas personas hayan percibido eso. Pedí nuevamente a la Madre del Señor que dinamice y acelere la iniciativa, de manera especial también dentro de su Santuario.

19:00 Santa Misa en Tlalnepantla con una hora de adoración. El párroco y los feligreces nos acogieron bien y se mostraron muy agradecidos. Pudimos distribuir muchas estampitas y el párroco nos aseguró que informaría a su obispo sobre nuestra misión.

¡Regresamos muy agotados a nuestro lugar de estadía!