En el estado de Guerrero

15 de Enero del 2014. Cuernavaca
El primer lugar al que la providencia nos ha enviado ha sido a Cuernavaca, ciudad capital del estado de Morelos, al sur de la Ciudad de México. Este estado es contado entre los "difíciles" del país. Con esto me refiero a la presencia fuerte de la violencia en este territorio. Nuestras colaboradoras y simpatizantes habían hecho imprimir muchas estampitas de la oración en la versión mexicana que han sido distribuidas en las calles, las parroquias y muchos otros lugares de México. Nosotros esperamos que próximamaente la version internacional de la oración sea la que circule en este país.
En Cuernavaca nos esperaba un sacerdote muy amable en la pequeña parroquia de "María Inmaculada", donde el canto de los "Harpas" supo ganar rápidamente el corazón de las personas y en palabras del Padre Israel " nos sentimos en el cielo"... pudimos sentir su agradecimiento por nuestro servicio al solicitarnos poder tener una copia de nuestros discos.
Durante la noche fuimos alojados en una típica hacienda mexicana " un complejo sumamente bello. Muy cerca se encontraba el lugar en el que Hernan Cortez, el conquistador del imperio azteca, había tenido su hacienda de verano, pues el clima del lugar es como una "eterna primavera".

16 de Enero. Iguala

El siguiente día continuamos nuestro viaje a Iguala, que queda en el estado de Guerrero. Esta es la ciudad en la que han estado buscandoando a los desaparecidos, muchos de los padres y familiares de las víctimas .
El sacerdote se mostró muy agradecido y colaborador con nosotros. Los "Harpas" pudieron cantar la Santa Misa y antes de la exposición del Santísimo yo tuve la oportunidad de explicar la iniciativa. Pudimos notar el agradecimiento de la gente y también de parte del sacerdote. Él ha reunido alrededor suyo a personas que se encargan de buscar a la gran cantidad de personas perdidas " no solamente los cuarenta y tres estudiantes " sino muchos más.
Durante la hora de adoración yo oré junto con otro sacerdote por muchas personas y así pudimos brindarles algún consuelo. Distribuimos una gran cantidad de estampitas y luego fuimos invitados por el párroco a almorzar. Nos narró sobre la situación difícil por la que la población está pasando y cómo también él había sido víctima de acosos, logrando apenas escapar de la muerte. También nos contó de una forma más diferenciada sobre el desaparecimiento de los estudiantes y de otras muchas personas.
Durante mi charla me dirigí de manera inidirecta también a los violentos y los invité a reflexionar sobre su vida ante Dios y a convertirse.

Esta vez pasamos la noche en un hotel en Iguala mismo, teniendo que pasar primeramente por un sentimiento un poco inseguro, pero luego de una oración me entró la certeza de que no nos sucedería nada. En el hotel me encontré con los entrevistadores que habían estado también en la iglesia, filmando todo y entrevistándonos después de la adoración.

17 de Enero 2014. Chilpancingo

El día siguiente viajamos a Chilpancingo, que es la capital del estado de Guerrero. Allí nos esperaba una gran cantidad de personas en la catedral y el vicario general muy abierto, quien nos dejó plena libertad para dirigir la hora de adoración posterior a la Santa Misa. Nuevamente tuve la oportunidad de presentar la iniciativa con suficiente tiempo y de experimentar la apertura y el agradecimiento de los mexicanos. Después oré por todas las personas, recibiendo el apoyo de tres sacerdotes. Los "Harpas" cantaban mientras yo oraba públicamente por la conversión de los violentos y por todas las demás intenciones. Pudimos distirbuir muchos Cds dándonos cuenta de que aquí el interés por éstos de ningún modo es menor que en Ecuador. Esto nos da la buena esperanza de que así podamos seguir adelante en la misión.
Nuevamente fuimos alojados en un hotel y nos fuimos a acostar muy tarde, lo cual es una cruz específica de la misión, pero el amor a Dios y a los hombres nos la hace ligera.

18 de Enero del 2014. Tixtla, Chilpancingo

En la maña nos transladamos a Tixltla que se encuentra a treinta minutos de Chilpancingo.Ahí ha ocurrido en el año 2006 un milagro eucaristico que ha sido reconocido por la autoridad eclesiástica en el 2012.
Debido al gran número de participantes en la misa, el sacerdote hizo bajar la custodia conteniendo el milagro, hacia la asamblea de los fieles, y anduvo con ella en procesión por toda la iglesia. Para todos fue un momento muy conmovedor.
Luego pudimos continuar la adoración delante del Santísimo y yo oré públicamente para que pronto haya claridad del destino de los cuarenta y tres estudiantes desaparecidos.
Luego fuimos a la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa en la que habían estudiado estos jóvenes, donde tuvimos algún contacto con sus padres, que estaban allí. Nuestra mision siempre de consolacion y mostrar el amor de nuestro buen y amado Padre.
Esto seguramente fue un bálsamo para ellos, aún cuando uno de ellos nos dijo, que no creen que sus hijos estén muertos.
¡Esperemos que el Señor nos otrogue lo más pronto posible su luz para este suceso, con el fin de que termine esta incertidumbre! Lamentablemente hay diversos círculos que se aprovechan de la tragedia de estos sucesos por sus propios intereses.

En la noche regresamos a Chilpancingo donde celebramos la Santa Misa con el obispo de la ciudad, con quien tuvimos un corto encuentro, en el que nos agradeció por nuestro servicio.
Nuevamente dormimos en el hotel y el 19 de Enero regresamos a la ciudad de México.