Ecuador

En nuestra capilla de Tierra de la paz



Llegamos con bien al Ecuador y ya el próximo día comenzó el retiro espiritual que yo iba a dirigir en la casa Betania ubicada en las afueras de Quito. Los temas básicos del retiro eran la batalla espiritual y la perseverancia, ambos en íntima relación con la iniciativa “Quebrar la vara del violento”.

El 22 de Junio nos esperaban muchas actividades relacionadas con la visita próxima del Papa. Se abrieron puertas que nos permitirán distribuir el millón de estampitas que hemos hecho imprimir para el acontecimiento de esta visita pastoral del Santo Padre. Nos impresionó mucho ver la apertura del obispo auxiliar René Coba; algo inimaginable para Alemania. De este modo la policía quiteña se encargará, con el consentimiento de ambos coroneles, de llevar las oraciones al parque en el que la Santa Misa papal será celebrada.

Nuestro obispo santodominguense, Msr. Bertram, nos había propuesto meter 500.000 estampitas en los misales que serán distribuidos en las dos grandes Misas en Guayaquil y en Quito. Las otras 500.000 serán repartidas de diversas maneras.

Todo Ecuador se está  preparando con mucha alegría para la gran visita que recibirá. Pero por supuesto todavía queda mucho por hacer a nivel logístico, pues no sólo se esperan ecuatorianos, sino también colombianos y peruanos, entre otros.

Mientras tanto ya hemos llegado a nuestra casa comunitaria “Tierra de la paz”. Yo personalmente pasé tres días con nuestro diácono Benedicto en Mindo, y ahora su ordenación sacerdotal, que recibirá el 29 de este mes, va ocupando el primer puesto, sin que por ello nos olvidemos de la visita del Papa.


Elija, 27 de Junio del 2015, Tierra de la paz, Ecuador.