De regreso en México

En nuestra capilla de Tierra de la paz



Después de unos meses de ausencia, hemos regresado nuevamente a México, aunque esta vez nuestra visita será más corta que la anterior.
Durante el tiempo en que estuvimos fuera, la campaña „Quebrar la vara del violento“ no se echó a dormir, sino que nuestros amigos y colaboradores mexicanos siguieron distribuyendo las oraciones y los discos de música, y prepararon además nuestra segunda venida.
Nosotros, eso quiere decir, el coro „Harpa Dei” y yo, estuvimos mientras tanto en Tierra Santa, continuando allá la misión de paz. Pudimos dirigir a un grupo de peregrinos lituanos en un retiro espiritual cuya intención primordial era la paz.
Los „Harpas” dieron algunos conciertos y además nos encontramos con muchos peregrinos mexicanos y de otros países latinoamericanos a quienes pudimos invitar a unirse a nuestra oración.
El 3 de Junio llegamos a la Ciudad de México, donde nos recibió muy cálidamente nuestra colaboradora A. y otro amigo de nuestra campaña. Nuevamente nos hospedamos en el mismo sitio donde habíamos estado previamente.

4 de Junio
Apenas llegados cantamos la primera Santa Misa, en la parroquia de „La Santísima Trinidad“, seguida por una Hora Santa.
La historia de una señora cuyo hijo de apenas quince años había sido secuestrado, a lo cual su hermano mayor quiso rescatarlo, acabando por ser asesinado de la manera más cruel, nos mostró claramente que urge que la situación de la violencia en el país sea cambiada ya.
Esta vez nuestra misión aquí está muy unida con Ecuador, a donde viajaremos muy pronto. La sapientísima Providencia de Dios nos ha permitido que en los últimos días de nuestra estadía en el país ecuatoriano estaremos juntos con el Santo Padre, quien también llegará a este país que tanto queremos. Vamos a intentar que las personas congregadas en razón de la visita papal obtengan la oración de „Quebrar la vara del violento“ y esperamos que el Papa mismo la ore públicamente con los fieles ecuatorianos y por el país de México. ¡Esta gran intención se la hemos encomendado a nuestra Señora de Guadalupe, así como a todos nuestros hermanos!

5 de Junio: Concierto en la parroquia „San Antonio de Padua“ con una audiencia de aprox. 100 personas, en el sur de la Ciudad de México.


6 de Junio: Salida hacia Guadalajara, la ciudad que con unos 6 millones de habitantes es la segunda más grande del país.
Depués de un largo viaje en automóbil, cantamos la Santa Misa a las 12:00 en la parroquia de „La Inmaculada Concepción“ y acompañamos la adoración eucarística. Además el párroco nos dio el tiempo necesario para explicar bien nuestra misión.
Ya ahora nos estamos dando cuenta de que la campaña se está intensificando y trayendo aún más frutos que durante los primeros meses. Antes de nuestra llegada le habíamos pedido al Señor por una gran fecundidad de la misión y Él no ha tardado en hacernos escuchar su respuesta.

7 de Junio: Santa Misa en „San Martín de Porres“. Inmediatamente después partimos para Tepatitlán, donde cantamos la Santa Misa en la iglesia de San Francisco. Gracias al gran número de fieles que habían llegado, pudimos diseminar nuestro mensaje en muchos corazones abiertos.

8 de Junio: Nuevamente cantamos la Santa Misa en la misma iglesia a las ocho de la mañana, seguida por la adoración eucarística. A la salida nos encontramos bajo una tormenta tremenda, que por los mexicanos fue recibida con gratitud para la fertilidad de sus campos.
Después regresamos a Guadalajara, para cantar la Eucaristía en la iglesia „Nuestra Señora de la salud“ y presentar la iniciativa de una forma extensa. En la tarde dimos una entrevista en la emisora católica de televisión „María Visión“, muy extendida en muchos países, y que a partir de ese día transmite cada dos horas la oración cantada de „Quebrar la vara del violento“.

9 de Junio: En la mañana tuvimos una larga cita en otra emisora de televisión con el nombre ESNE, que también tiene gran público en EEUU. Participamos en un programa por la fe, animado por un sacerdote muy cooperativo, y seguidamente hicimos un pregrabado para un programa juvenil.
A las 12:00 cantamos la Santa Misa en la parroquia „Nuestra Señora de las Bugambilias“, donde hicimos muchos contactos, que podrán ser importantes para nuestra visita a Guadalajara en el último trimestre del año.
A las 19 horas cantamos una Santa Misa celebrada en el rito tridentino. Acto seguido el padre que había precedido la Liturgia nos invitó a cantar en octubre o diciembre en la Basílica de Nuestra Señora de Zapopan, grandemente venerada por el pueblo mexicano.

El día fue culminado con la participación en una velada de oración por la paz, dirigida por jóvenes que deseaban apoyar con sus oraciones a nuestros hermanos perseguidos en el medio oriente. Allí pudimos cantar los últimos cantos y luego presentar la iniciativa. El párroco se mostró muy generoso con nosotros, y se quedó con muchas estampitas de oración y discos de música. De manera general podemos decir que nos hemos encontrado con mucha generosidad, también en el aspecto material, de modo que la misión puede autosustentarse. Y además adquirimos así los medios para obtener una gran cantidad de estampitas para la visita del Santo Padre en Ecuador.


10 de Junio: Aguascalientes
En la misma noche partimos para Aguascalientes, haciendo parada en Tapatitlán en la casa de nuestra amiga generosa M.
A las 12:00 cantamos la Santa Misa en la iglesia del Sagrado Corazón, seguida por una Hora Santa. Tanto la Santa Misa como la adoración fueron celebradas únicamente por motivo de nuestra venida. Después continuamos para Aguascalientes.

Un sacerdote en Guadalajara reza la oración ante el Santísimo.