En Guayaquil y fiestas del Quinche



25. Noviembre 2011

A buena hora se han unido los medios de comunicación a pasar más frecuentemente la información de la campaña. Para ésto nos ayudó el pequeño spot del Hermano Elías, que se está pasando 6 veces diariamente en TV católica.
También radio Fransisco nos dio un largo espacio para una entrevista.
El programa de TV "Vida nueva" hizo dos entrevistas al hermano, para propagar "Quebrar la vara del Violento".


El miércoles 16.11 dimos un concierto de música sacra a un grupo de amigos en Guayaquil, dentro de la campaña „Quebrar la vara del Violento“.
El grupo de oración de „Vida nueva“ recibió una detallada charla sobre la iniciativa de oración, y esperamos poder contar ahora con todo su apoyo para la difución de la misma.
También hemos visitado en éstos días la parroquia de La Alborada, Las Mercedes y San Fransisco.

Para fin de semana, nuestro pequeño grupo de misión se divivió en dos, para poder estar presentes en Guayaquil, como también en las fiestas de la Vírgen del Quinche.

Los dos chicos, Nikolai y Lucia, estuvieron éste fin de semana en la parroquia de Santa Joaquín y Ana, San Fransisco, Padre Misericordioso, Juan Pablo II, Santa Gema, Czestochova, en la Catedral y con la Policía y sus familiares. La misión en las parroquias siempre consiste en acompañar la santa misa con el canto de música sacra, presentar la campaña en determinado momento y a la final repartir la estampita de la oración a todos los feligreces.

El hermano Elías y Marie-Elisée se adelantaron a Quito, invitados por los Padres Oblatos que están custodiando el Santuario de La Virgen del Quinche.
Los medios de comunicación hablaron de 800.000 peregrinos que han visitado éste año – muchas veces bajo los grandes esfuerzos físicos de la caminata- éste santuario.
Pudimos presentar en 9 Santas misas de la solemnidad la campaña, y repartimos estampas a miles de peregrinos.
Agradecemos de una manera cordial en primer lugar a ésta grade santa mujer- la Virgen María, que atraea más personas que cualquier político, a la comunidad de los Oblatos y también a Teresita Solórzando que nos ayudó todo el día en la misión.