En el norte del país - Tulcán



- 12. Noviembre 2011

3 al 9 de Noviembre.

Pasando por Otavalo, en el día de los difuntos, llegamos el 3 de Noviembre a la ciudad más fría del Ecuador, a Tulcán, donde nuestros buenos amigos del Seminario nos habían invitado para dar un pequeño retiro a los futuros sacerdotes, y para presentar en diversos momentos la iniciativa.
Realmente ha sido una bienvenida muy calurosa de parte de los sacerdotes, y estamos muy agradecidos, sobre todo con P.Renato por toda su ayuda que nos brindó.

El viernes, 4 de Nov, en la mañana aprovechamos la cercanía al santuario de „Las Lajas“, para hacerle una visita a Nuestra Señora. Ahí por sorpresa pudimos cantar la St.Misa y presentar la iniciativa, contando con un gran número de peregrinos ecuatorianos.
En éste lugar recomendamos de una manera especial a la Vírgen nuestra misión de la paz, que sea ella nuestra patrona, y si Dios lo quiere así, que la campaña sea llevada también a otros países, que sufren de un mal similar.

El sábado, a parte de las charlas en el Seminario, pudimos acompañar a P.Renato a su programa de radio, donde pudimos hablar muy ampliamente a los jóvenes sobre la iniciativa.

El domingo, fue día de incontables Santas Misas, comenzando por la Iglesia de S.Fransisco, donde anteriormente también había trabajado como párroco nuestro querido Fray Mirek – que en paz descanse!

Luego nos llevaron a la misión a la cárcel de hombres y durante todo el día presentamos la campaña al final de la misas en la catedral. El día culminó en un concierto nuestro de música sacra en la linda catedral de Tulcán.

Desde la cárcel de mujeres, hasta los militares de Tulcán fueron invitados a orar por la paz de su país, y queremos recalcar la apertura y atención que brindaron los internos de los centros de rehabilitación.

Como siempre están también en primer lugar los niños y jóvenes de las instituaciones educativas, los que son involucrados de unirse por la paz. Por eso visitamos en ésta ciudad frontera a 4 diferentes centros educativos.

El movimiento Juan XXIII, presente en todo el país, supo escuchar con mucha atención una extensa charla del Hno. Elías sobre la espiritualidad de la campaña.