Con la Policía y el clero de Los Ríos



25. Octubre2011

Guayaquil: 10 al 13 de Octubre

Nunca nos descuidamos de la gran ciudad de Guayaquil, que realmente ha sido la primera en recibirnos!
Ésta vez hemos trabajado más con los medios de comunicación, como „el Universo“, que nos ha publicado dos entrevistas; una del Hno. Elías y otra con nuestra colaboradora Tania de Guayaquil.
Como respuesta a ésta publicación del periódico, el canal „Teleamazonas“ nos pidió una entrevista, para dar a conocer en el noticiera sobre la iniciativa contra la delincuencia.
Sumamente importante fue para nosotros un encuentro que tuvimos con la policía nacional en Guayaquil, y Durán. Celebramos con ellos en la mañana la St.Misa y les hablamos sobre lo que estamos haciendo todo el pueblo ecuatoriano para apoyarles también a ellos en su labor tan difícil, que es proteger al ciudadano. Es muy importante que pensemos también en nuestras oraciones en todos las instituciones y personas políticas responables por la seguridad del ecuatoriano. Realmente necesitan éste apoyo espiritual!

El 11 de Octubre

Invitados por el Vicario- P.Nilo- de Babhoyo, pudimos participar de la Vicaría de los Ríos. Muy afectados por el problema de la violencia y delincuencia, los párrocos acogieron gustosamente la campaña „Quebrar la vara del Violento“. En éste encuentro entablamos amistad con unos misioneros polacos que trabajan en Quevedo y Buena Fé. Nos invitaron cordialmente, pues realmente están desesperados por la realidad tan cruel de éstas dos ciudades.

El 12 de Octubre

También pudimos visitar el monasterio de Carmelitas en las Playas, que desde hace mucho tiempo están haciendo la oración, y la propagan en su iglesia, todos los domingos. De hecho construimos mucho sobre el apoyo de tantos monasterios de religiosas consagradas, que dedican todo su tiempo a interceder por el mundo- y por supuesto de una manera especial por sus hermanos misioneros.
Una amiga nos hizo el contacto con el párroco de Playas, de manera que pudimos cantar la santa misa en éste simpático pueblo, y presentar ampliamente la campaña, al final de la misa.